En 1992, el año en que Julia Otero entrevistó a Arnold Swarzennegger, cuando vino a las olimpadas, Infogrames a su vez sacaba un juego llamado Alone in the Dark. Sólo hay que decir que todavía me cago cuando lo recuerdo.

Este juego rompió los moldes, sólo hay que decir que juegos como Resident Evil y Silent Hill, són una clara copiada de éste. En la época en que salió no se había visto nada por el estilo, es decir, se usaron fondos redenderizados y personajes creados con polygonos 3D, y a su vez una combinación de camaras fijas que hacían que te pudieras mover por las habitaciones en 3D, no en 2D como los otros juegos. También influyó el tema y la musica, todo muy inquietante.

Para empezar puedes escoger entre un hombre o una mujer, da igual. Y nada más salir te encuentras en una casa donde ya te han avisado que el antiguo propietario se ha asesinado. Tu misión era ir allí y saber que pasaba en la casa, según decian estaba encantanda (fantasmas, ...).

Desde el primer momento ya estabas en tensión, no sólo por la musiquilla, sino porqué lo primero que tenías que hacer era correr un armario y un baúl para que no apareciesen una especie de perro y de zombi.

En fin, hoy en día los gráficos no son una maravilla, pero todavía conserva su encanto y aunque todos los niegen, todo aquel que ha jugado y más a oscuras se ha cagado.

&