El juego
The curse of Issyos es un videojuego del tipo aventuras de scroll lateral desarrollado por Locomalito en el año 2015. El juego basa sus gráficos en un formato pixelado y la música emula el sonido arcade, rindiendo homenaje de esta manera a clásicos como Vampire Killer, Rastan o Rygar.
La distribución es digital y gratuita para sistemas Windows, y se puede descargar libremente desde la web del autor: Locomalito.

Aunque tenga aspecto muy retro, al ser un videojuego actual se puede jugar directamente en los sistemas operativos actuales.
Delac dice...
Llega un punto en la vida en el que prácticamente lo has visto todo. Quizás no lo has experimentado todo, pero si que lo has visto. Sabes que cada año es una repetición del otro. Todo es un bucle: Primavera, Verano, Otoño, Invierno. Compras regalos, objetos, cosas que crees necesitar, que te dicen que necesitas. Cosas que compras con dinero que has ganado perdiendo horas de tu vida. Gobernados por un puñado de ladrones vestidos con trajes de alta costura, acompañados por fulanas de corta edad. Nos controlan con una mano invisible, etiquetados con credenciales de empleados, lo que nos obliga a trabajar para ellos, para "ganar" dinero. Nos controlan todos los días, pero no puedo evitarlo, no soy tan especial, no puedo salvar al mundo.

Sin embargo, cuando había perdido toda esperanza, descubro The Curse of Issyos, de nuevo creado por DIOS LOCOMALITO. Y es en este punto cuando vuelvo a tener fe en el ser humano, quizás no está todo perdido.
Desde ese día voy por la calle caminando con una sonrisa en la cara, soy casi feliz. Podría acostumbrarme a ese tipo de vida. Incluso estoy a punto de entrar en un Starbucks y pedirme un café.

¿Y porqué? Todo gracias, repito, a Sr. Locomalito, aunque previamente le otorgué correctamente el título de divino o divinidad.

Definición de divino o divinidad:
1. Esencia o naturaleza propia de Dios o de los dioses.
2. Ser sobrenatural al que se rinde culto en las religiones politeístas; los creyentes consideran que tiene poder sobre un ámbito concreto de la realidad y sobre el destino de los humanos.

¿Y porqué lo esta locura con él? ¿Soy un psicópata? ¿Me voy a presentar en su casa y lo voy a raptar? No lo se... Pero lo que si se es que desde el primer segundo me ha transportado a mi infancia. Me ha mostrado algo conocido, algo que no tengo que aprender, ni memorizar. No necesito ninguna mierda de tutorial que dura dos horas, con cinemáticas interminables. No, simplemente me ha puesto en escena, controlando a Defkalion, un pescador que empuña una espada con una única misión, salvar a su hija de la isla de Issyos, la cual ha sido maldita por los dioses del Olimpo.
Y punto. Juego como si jugase a Alex Kidd in Miracle World, o como si jugase a Super Mario World, o Final Fight, o Golden Axe, o Rastan, o... o... Juego de memoria, entro en la zona que dicen, a pesar de ser la primera vez que pruebo el juego. Mis manos fluyen por el teclado como si tuviese 10 años, van solas. Salto, ataco, ataco, ataco, salto.

Es decir, estoy jugando a un juego tan bien hecho que me está haciendo creer que fue creado hace décadas. La sensación es la misma, o más, ¡porqué los gráficos encima me gustan más!!! ¡Y la temática igual!! Me creo que estoy llevando a Leónidas de 300, o a Aquiles de Troya y eso me encanta. Por no hablar de los esqueletos, propios de la películas en las cuales está inspirado. Unos esqueletos que muchos hemos tenido ganas de atizarles con la espada. Por una vez que un juego se inspira en una película yo no hablo de ello jejeje. Así es la vida, voy a seguir jugando.

Ah, pido perdón a Gryzor87 por no nombrarlo hasta ahora. La música y FX son igual de espectaculares. Te introducen en el mundo. Te activan, te dan vida, ritmo, para atizar y atizar sin parar. Resulta conocida al primer instante, ya te gusta.

Ahora si, voy a seguir jugando.
Curiosidades
  • Tal y como Locomalito nos explica en su web, el juego está inspirado en los efectos especiales del gran Ray Harryhausen que utilizaba en muchas películas, pero claramente influenciado por dos de ellas: Jasón y los argonautas (1963) y Furia de titanes (1981).
  • Como ejemplos de lo comentado anteriormente podemos ver un montaje de diferentes escenas del juego comparadas con la versión cinematográfica. En la primera escena podemos ver al gigante Talos, mientras que la segunda escena nos muestra la lucha contra Hidra.
Lo que se dijo...



En definitiva, The Curse of Issyos es ese cartucho que todos hubiéramos implorado como regalo de Navidad a finales de los ochenta, y justo como regalo de Navidad nos ha llegado como colofón de oro a este 2015. Estad atentos al día 15 y preparaos nuevamente para viciaros como hace décadas. Y recordad agradecérselo al autor.

Retromaniac. 9 diciembre 2015
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información