El juego
Full Throttle es una aventura gráfica creada en 1995 por Lucasarts. En esta aventura el personaje principal es un duro motero estadounidense. El juego fue alabado por su pulido acabado y su trama envolvente, pero fue criticado debido a su su corta duración y a su facilidad. Con el tiempo se convirtió en un videojuego de culto dentro de su género.
El juego utiliza el motor SCUMM, pero como novedad incluyó un menú de acciones que aparecía al hacer clic sobre el botón secundario del ratón sobre los objetos. Entre las acciones, además de las habituales como "Ver" se incluyeron otras como "Amenazar" o "Patear". La animación de las escenas intermedias es, para la época, de muy buena calidad, lo que, junto con su banda sonora creada por la banda de moteros "The Gone Jackals", dota al juego de un ambiente cinematográfico.

Se distribuyó directamente en CD, incluyendo las voces de los diálogos y música.

En los sistemas operativos actuales es posible volver a jugar a este juego mediante dos posibilidades: o bien emplear un emulador de MS-DOS como Dosbox o la máquina virtual de SCUMM llamada ScummVM.
Delac dice...
1995, está de moda el CDROM, es decir, los juegos ya no salen en disket, por lo tanto ya no se pueden copiar, a ver quién tenía una grabadora en aquella época. Es decir, si no hay pelas no hay juego, pues algo así paso con este juego. Bueno, dejemos de llorar y a lo que vamos.
¿Quién no se ha emocionado alguna vez viendo a Schwarzenegger montado en la moto en Terminator 2 y entrado a lo crack en el bar: "Oye, quiero tus botas!!" o por poner otro ejemplo: Mad Max, conduciendo como un loco por la carretera, ya sea en moto o en coche, contra la banda del Cortauñas y el Jinete Nocturno, las motos zumbando y metiendole al coche... Con aquellas chupas negras de cuero y la recortada en la mano. Hombres duros de otra época.
Al igual que en Mad Max, Salvajes de autopista, nos encontramos en un futuro dominado por los motoristas. Un viejecillo fabricante de motos llamado Corley necesita una escolta para dirigirse a la reunión de la compañía. Como tiene el culillo echo agua, decide que Ben (Mad Max) y los Polecats (Ganso y cía.) lo escolten hasta la reunión. Pero por el camino se encontrará con el Cortauñas y sus amigos...

Visualmente el juego es muy bueno, la historia a mi parecer también. Lo malo es que es bastante fácil y corto. Ya no tenemos SCUMM, pero que se le va a hacer.
Curiosidades
  • Max, del juego Sam & Max vuelve a aparecer, ésta vez pintado en las paredes del lugar donde se realiza la prueba de coches.
  • Michael, Syd, Razor y Wendy son nombres de moteros que aparecen en el juego, pero también son los nombres de varios personajes de Maniac Mansion.

  • Emmet tiene un tatuaje de Star Wars en el brazo derecho. Concretamente es un tatuaje del imperio. No es el único caso, hay más personajes con diferentes tatuajes relacionados con Star Wars.
  • La ornamenta del coche que Ben salta al principio del juego es en realidad una caricatura de Tim Schafer, director del juego.
  • Si le pides muchas veces el cuchillo a Emmet en el bar al final te lo dará y aparecerá un minijuego donde tenemos que imitar los movimientos de Emmet con el cuchillo y la mano. Como en la escena de la película Aliens, con el androide Bishop de protagonista.

  • En el desguace Ben trepa la pared con la ayuda de una cadena que cuelga. En ése momento suena la melodía de la serie "Los hombres de Harrelson", o "SWAT".
Lo que se dijo...



Representa otro giro de tuerca al género, marcando el camino a seguir. Animaciones más propias de una película, unos protagonistas dotados de personalidad propia y, sobre todo, la sensación de estar inmersos en la acción, es lo que hace de Full Throttle algo nunca visto.

Micromanía nº 1 (3ª época). Febrero 1995
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información