El juego
Simon the Sorcerer es una aventura gráfica publicada por la compañía Adventure Soft en 1993. Su protagonista, como no podía ser de otra manera, se llama Simon. Se trata de una comedia en un mundo de fantasía, con un estilo y humor muy parecidos a la saga Monkey Island o al juego Mundodisco.
El juego incluye numerosas parodias de varios cuentos populares y cuentos de hadas, incluyendo a Rapunzel, El Señor de los Anillos y Jack y las judías mágicas.

La primera versión se distribuyó en disquete, pero posteriormente apareció una versión en CD que incluía como novedad las voces de los diálogos en inglés.

En los sistemas operativos actuales es posible volver a jugar a este juego mediante dos posibilidades: o bien emplear un emulador de MS-DOS como Dosbox o la máquina virtual de SCUMM llamada ScummVM.
Delac dice...
Qué decir de Simon the Sorcerer, ¡ESE JUEGAZO! Todavía me acuerdo de cuando me lo pasaron, al lado del pino, un domingo por la mañana viendo jugar al amateur del Can Rull. Rápidamente me subí a mi casa que tenía al lado del campo y me metí un vicio tremendo.

Bueno, vamos a por el argumento. Un día Simon está en el desván y se le abre un libro y con él una puerta. Él y su perro la atraviesan y se encuentran en otro mundo, donde se entera que tiene que rescatar a un mago llamando Calypso de las "garras" del malvado Sordid, ¡uhhh! ¡qué miedo!
Lo cierto es que el juego es canela, a mi siempre me ha recordado a las historias de Tolkien. No es porque yo sea un mongolillo y me emocione con los magos... ¡no! hay evidencias, por ejemplo: un anillo que te hace invisible, oh qué casualidad, como Bilbo y Frodo. Un mago amigo en apuros, ¿como Gandalf?, un personajillo que habla con él mismo, pequeño, está en un pantano, al verlo se sabe que es Gollum. El malo Sauron=Sordid. ¿Qué más, que no me acuerdo? ah, si, un dragón dormido, con un gran tesoro ¿suena al hobbit?... En fin, por no seguir con los enanos y más personajillos. Para los más infantiles está Rapunzel y la bruja de Hansel y Gretel, entre otros.
Los gráficos son a lo Monkey... la música al final te la sabes de memoria y se utiliza el típico SCUMM de Lucasarts (Abrir...) ¿Qué más quieres?

Yo la conclusión la saqué muy rápido, me regalé jugando a Simon y no paré hasta acabármelo. Es de los pocos que me he acabado, será por algo.
Curiosidades
  • Cuando dejas de mover a Simon durante unos segundos saca de su sombrero su walkman personal y se pone a escuchar música hasta que le des alguna orden.
  • El humor es una constante en toda la aventura, que está llena de detalles. Como tal, podemos encontrarnos un extintor en la cueva de un dragón, que, por otro lado, es un sitio perfecto ya que hay peligro de incendio.
  • El juego incluye numerosas parodias de varios cuentos populares y cuentos de hadas, incluyendo a Rapunzel, El Señor de los Anillos y Jack y las judías mágicas. Como ejemplos, en las siguientes imágenes podemos ver a Gollum de El Señor de los Anillos y la larga cabellera de Rapunzel.
Lo que se dijo...



Ya no se puede hablar de que ciertas compañías tienen la exclusividad en determinados géneros. Simon the Sorcerer demuestra que los británicos de Adventure Soft saben hacer muy buenas aventuras gráficas, de igual o superior calidad que las que se hacen al otro lado del charco.

Micromanía nº 68 (2ª época). Enero 1994
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información