El juego
Codename: Iceman es un videojuego del tipo aventura gráfica desarrollado por la compañía Sierra en el año 1989. Se utilizó el motor SCI, así que la introducción de órdenes al personaje se lleva a cabo escribiendo frases cortas vía teclado.
El juego se distribuyó en disquetes y en inglés únicamente, pero existe una traducción a nivel amateur que nos permite disfrutarlo en español.

En los sistemas operativos actuales es posible volver a jugar a este juego mediante dos posibilidades: o bien emplear un emulador de MS-DOS como Dosbox o la máquina virtual de SCUMM llamada ScummVM.
Delac dice...
¡Tengo los nervios a flor de piel! ¡Y el cerebro a punto de estallar! ¡Si me abandonas, me moriré! ¡Y al manicomio iré a parar! Maverick, tu ego extiende cheques que tu bolsillo no puede pagar. A Goose le encantaba volar contigo, pero también habría volado sin ti. ¡Ohhhh, qué escena, brutal, espectacular! Maverick se acerca a Carol para darle el pésame y para consolarse mútuamente. No sabe qué hacer, qué decir, todo es rabia, impotencia, dolor. Goose ha muerto por su culpa en el mar. Han caído en barrena y él no sobrevivió al golpe contra el aparato al ser disparado del asiento.

Tenemos un nudo en la garganta recordando como los dos volaban juntos. Cómo se pusieron boca abajo junto al MiG 28 y le hicieron la señal del pajarito. ¡JUG! Mentira, dice Iceman tapándose la boca, haciendo que tose, todos reunidos en la clase en medio del hangar, delante de la guapa profesora-posterior-amante. Si, Iceman, su archienemigo de la escuela, su rival para ser el número uno de la escuela de pilotos de combate. Su amigo al final de la peli.
Bueno, no se si alguien sabe de lo que hablo. O si me refiero al juego o a cualquier otra cosa. Estoy hablando de "Top Gun", de Tom Cruise, de Val Kilmer y de la aventura Codename: Iceman de la compañía Sierra.

¿Y por qué? Porque hay elementos que coinciden en ambas producciones y eso me hace recordar a una y luego a la otra. Por ejemplo el portaviones, los uniformes blancos de marinero, el bar... y no nos olvidemos del nombre en clave común Iceman. ¡Eh! ¿A que estoy en lo cierto? Ves como si. Pues entonces imagínate todo eso, el bar, el uniforme blanco, Tom Cruise y cantemos juntos a la guapa Charlie (no es un hombre): "¡Ella ha perdido la emoción del amor!"

¡Y luego recordemos que resulta que es su maestra! ¡Su instructora! ¡Y luego recordemos que muere Goose y que todo su mundo se viene abajo, y se vuelve loco dando vueltas con esa super moto de los 80. Y luego recordemos la canción y la escena de amor.
Y es por todo esto por lo que cuando veo Condename: Iceman veo Top Gun. O no... Porque también me recuerda a alguna peli de Bond, de espías, con aquel aparato-ventilador que utilizaba para desplazarse buceando bajo el mar. Luchando contra los árabes, los turbantes... Y más.

En cuanto a la aventura es un poco chunga. Y, por último, pero no por ello menos importante, podemos disfrutarlo en español gracias a los chicos de Dementia Traduxiones.

¡Necesito velocidad! Todo esto es alto secreto, así que debo matarte. ¡Ah!¡Ah! ¡Ah! ¡Se me olvidaba! ¡La escena de voleyball!
Curiosidades
  • Una de las innovaciones que introdujo Sierra en esta aventura era mover el personaje en diagonal, algo no habitual. Es decir, puede desplazarse en ocho direcciones.
  • Según la revista oficial Sierra News Magazine (Volumen 4. Número 2. Summer 1991) Codename Iceman iba a tener una secuela, la cual iba a ver la luz al año siguiente, cosa que nunca ocurrió.
  • Asímismo, en ese número podíamos pedir gratis nuestra camiseta de la aventura. Y hasta podíamos escoger talla.
  • Como ya era habitual en Sierra hay infinidad de maneras de morir. Hemos escogido una, la cual nos ha hecho gracia y con la cual nos podríamos sentir identificados muchos españoles.
Lo que se dijo...



Este juego lleva el sistema de Sierra a un nuevo nivel, con un simulador de navegación de un submarino el cual es bastante divertido.

CU Amiga. Octubre 1990
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información