El juego
Lure of the Temptress es un juego de aventura en un universo de fantasía creado por Revolution Software en 1992. Fue su primer juego y el debut de su propio engine llamado Virtual Theatre, que posteriormente siguieron utilizando y evolucionando en otros juegos como Beneath a Steel Sky y Broken Sword.
El nuevo engine introdujo como novedad un nivel básico de inteligencia artificial en los personajes, los cuales parecían tener vida propia al interactuar con el mundo en vez de quedarse estáticos esperando la acción del protagonista. También se añadió la posibilidad de dar órdenes a éstos personajes a través de un simple menú. Otra de las funcionalidades introducidas por el engine fue la idea de tratar los objetos del escenario como objetos sólidos, lo que se traducía en que los personajes podían seguir una ruta en cualquier dirección sin quedar atrapados por objetos o paredes.

Lure of the Temptress fue publicado en formato disquettes y en los sistemas operativos actuales es posible volver a jugar a este juego mediante dos posibilidades: o bien emplear un emulador de MS-DOS como Dosbox o la máquina virtual de SCUMM llamada ScummVM.
Delac dice...
Periodo 1991/1992, Revolution Software hace realidad un juego llamado Lure of the Temptress. Todos cayeron en la trampa, en la tentación, y poca gente fue la que no jugó a él.
Situémonos. Época dorada, un reino de magia y hechizos. Un rey, un pueblo, reinados por la paz. Pero todo inicio tiene un fin y este fin se llama Selena, la reina de las nenas, y de las putillas, perdón, de las hechiceras. ¿Qué pasó? contémoslo: Selena iba cada día al mercado a comprar los ingredientes para hacer los hechizos. Ella estaba muy buena, y la mente de los aldeanos de Turnvale muy mala. No la dejaban vivir, diciéndole que si quería un hombre (entre otras cosas). Tales fueron sus obscenidades que ella no tuvo otro remedio que crear una gran horda de inhumanos llamados Skorl, para acabar con ellos y con su rey. Rollo El Señor de los Anillos.

Voy a hablar de Luthern Diermot. Los historiadores ingleses dirán que soy un mentiroso, pero la historia la escriben aquellos que cuelgan a los héroes.
- Hijos de Turnvale, ¡soy Luthern Diermot!
- ¡Diermot mide más de dos metros!
- Si, eso dicen, y mata Skorls a cientos, y si estuviera aquí, acabaría con ellos echando fuego por los ojos, y también rayos por el culo. YO SOY LUTHERN DIERMOT, y estoy viendo a todo un ejército de paisanos míos, aquí, desafiando a la tiranía. Habéis venido a luchar como hombres libres, y hombres libres sois, ¿qué haríais sin libertad? ¿lucharéis?
- ¡No!... ¡contra eso, no!, huiremos, y viviremos.
- Luchad y puede que muráis, huid y viviréis, un tiempo al menos, y al morir en vuestro lecho, dentro de muchos años, no estaréis dispuestos a cambiar todos los días desde hoy hasta entonces, por una oportunidad, ¡SOLO UNA OPORTUNIDAD! de volver aquí a decir a nuestros enemigos, que ¡PUEDE QUE NOS QUITEN LA VIDA, PERO JAMÁS NOS QUITARÁN, LA LIBERTAD!

En el año de nuestro Señor de 1314, los patriotas de Turnvale, hambrientos y en inferioridad numérica, atacaron los campos de Bannockburn. Lucharon como poetas guerreros. Lucharon como escoceses. Y ganaron su libertad.
Curiosidades
  • Revolution Software liberó el juego como freeware hace unos años, así que es posible descargarlo desde su propia web. La versión en español se puede descargar desde la web de ScummVM.

  • Una de las novedades que introdujo el engine Virtual Theatre fue la posibilidad de dar órdenes a otros personajes mediante un simple menú de acciones correlativas.
  • La mayor parte de la aventura está basada en la resolución de puzzles y enigmas, además de las típicas conversaciones con los demás personajes. Sin embargo el juego cuenta con varias escenas de acción en las que el protagonista tendrá que luchar contra sus oponentes.
Lo que se dijo...



El camino de Revolution Software finalmente terminaría a las puertas de un tal George Stobbart, pero el avance de la compañía en el género inicialmente se produjo gracias a otro protagonista menos conocido, el héroe-campesino Diermot.

EDGE. Mayo 2008
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información